miércoles, 11 de enero de 2017

Nuevos Propósitos...o no tan nuevos


Empieza otro año. Como un nuevo comienzo, para algunos 2017 ofrece 365 nuevas oportunidades. Hay quien hace borrón y cuenta nueva y empieza de nuevo como si de una libreta en blanco se tratara.


Como cada inicio de año, volvemos a plantearnos una lista de propósitos… quizá sean nuevos propósitos, pero algunos seguramente sean viejos. Quizá con estos antiguos propósitos no hemos sido honestos. No olvidemos que a la hora de establecer nuestros propósitos de año nuevo debemos ser realistas con nosotros mismos y tener en cuenta los obstáculos que nos podemos encontrar para realizarlos, como la pereza si nos proponemos hacer deporte a primera de la mañana o a última hora de la tarde.

Es importante tener claro cuál es la meta que quieres conseguir. Si tenemos claro hacia dónde queremos ir, qué queremos conseguir, será más fácil poder conseguirlo al poder escoger el camino más  claramente. Si además de saber especificarlo, puedes graduar su consecución en submetas, entonces resultará más motivador.

No hay viento favorable para el que no sabe a donde va. Séneca 

Define tus objetivos:

A la hora de establecer un objetivo, decimos que éste ha de ser SMART. Es un acrónimo de las características que ha de tener nuestra meta para que sea alcanzable: 

S. Específico, debe quedar clara en la formulación de la meta qué quieres conseguir, evitando ambigüedades. Piensa en los aspectos más importantes del objetivo para poder centrarte en él lo máximo posible.

M. Medible. Cuantifica lo que quieres alcanzar o busca indicadores que te permitan evaluar que vas por buen camino. Necesitamos indicadores e instrucciones claras para saber por dónde empezar y no aplazar la acción.

A. Alcanzable y atractiva para ti. Si no te convence tu propia meta, es poco probable que consigas la motivación suficiente para alcanzarla.

R. Realista. Asegúrate que tus metas son realistas en tu situación actual, en tu realidad. A lo mejor el objetivo que te planteas es a largo plazo, más que a corto, porque a lo mejor necesitas alcanzar unas metas intermedias para conseguirlo. No se trata de que te pongas límites, sino de no echar a correr sin rumbo.

T. Alcanzable en un Tiempo determinado. Establece etapas y determina el tempo en el que quieres conseguir tu objetivo.




Trabaja por meses:

 No vas a conseguir un cambio o un objetivo de hoy para mañana, eso hay que tenerlo claro para no rendirse al no alcanzar lo que quieres de manera inmediata, para no rendirte y tirar la toalla, para no perder el objetivo de vista. Es mejor plantearse un objetivo a largo plazo y tener una estrategia de trabajo que tenga objetivos por mes. O quizá puedas dividir una meta compleja en submetas o pasos más pequeños.



Sigue nadando:

Si bien a lo largo del camino es probable que te equivoques, es importante aprender del error y retomar una senda que te lleve allá donde quieres. Aprovecha esa experiencia para convertir el error en aprendizaje y oportunidad. Lo peor que puedes hacer es quedarte quiet@, ya sea por miedo, duda o inseguridad.





Visualiza:

Visualiza diciembre de 2017… ¿cómo quieres verte en diciembre de este año? ¿Cómo quieres sentirte respecto a aquello que te has propuesto? ¿Dedicaste tiempo? ¿Qué nuevas experiencias has tenido? ¿Ampliaste tu conocimiento? ¿Aprendiste algo nuevo?


Ojalá que en diciembre de este año 2017, cuando mires para atrás, observes con satisfacción todo lo que has conseguido… porque en enero dedicaste un tiempo a pensar y reflexionar hacia dónde vas, porque te marcaste unas metas claras y SMART, porque actuaste con determinación y confianza… y sabes que lo has conseguido porque lo escribiste, seguiste el camino y llegaste.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola! Gracias por dejar tu comentario