martes, 3 de junio de 2014

Misma pregunta, tres respuestas



Misma pregunta, tres respuestas

En un viaje de estudios, un profesor fue a visitar un centro educativo para conocer la opinión que el profesorado de aquel país tenía por la profesión de docente. La dirección, muy atenta, le preparó tres entrevistas con diferentes profesores del centro.

A la pregunta “¿Qué opina de la profesión de docente?” el primer entrevistado contestó que los alumnos eran insoportables, que era una profesión poco reconocida económicamente, que estaba cansado, apenas motivado y que si pudiera cambiaría de profesión. Que sólo pensaba en cuándo se podría jubilar.

Ante esa respuesta, el profesor visitante sintió una gran curiosidad por saber el resto de respuestas.

El segundo entrevistado le contestó que él había estudiado biología y que la enseñanza le parecía una buena manera de ganarse la vida, aunque le hubiera gustado trabajar en un centro de investigación. La enseñanza era una profesión como otra cualquiera, con más ventajas que inconvenientes.

Más animado por esta segunda respuesta, pero con cierta inquietud, el profesor inició la tercera entrevista repitiendo la misma pregunta:
-         ¿Qué opina de la profesión de docente?
El tercer profesor, con los ojos brillantes de emoción y lleno de entusiasmo contestó:

-         Estoy formando a los futuros ciudadanos de nuestro país, ellos serán mucho mejor que nosotros. Le enseño a ilusionarse, a estar motivados para aprender y a trabajar en equipo para conseguir sus sueños. No puedo imaginar un trabajo más bonito para dedicar mi esfuerzo y mi vida.

Si fueras el siguiente docente entrevistado, ¿a qué respuesta se parecería la tuya?


(Anónimo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola! Gracias por dejar tu comentario