jueves, 23 de junio de 2011

Cuestión de ánimo

El estado de ánimo en el que uno se encuentra es importante a la hora de trabajar para conseguir tu objetivo. En varias ocasiones me he sentido apática delante del ordenador, convirtiendo esas horas en prácticamente improductivas. ¿A quién no le ha pasado?
Y es que el estado de ánimo te va a condicionar a la hora de avanzar hacia tu meta. De esta manera, cuando uno está relajado, no reacciona con rapidez.
Hoy, por ejemplo, he tenido un largo periodo de tiempo de hiperentusiasmo. Es una emoción divertida, creativa, activa, útil para un brainstorming extenso... sin embargo, las mejores decisiones no se toman en ese estado. De la misma manera, cuando uno está enojado, agitado o ansioso tampoco piensa con claridad.
¿Cuál es tu estado óptimo para llevar a cabo tu proyecto? ¿Cómo averiguarlo?  ¿De qué manera te has sentido cuando has estado concentrado para conseguir lo que quieres?
Busca ese momento, sé consciente, y dedica un tiempo para reflexionar sobre ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola! Gracias por dejar tu comentario